Somos una historia que se fundó entre juegos. De colores, de amores, de diseño.

Nos creamos delirando algunos universos y también mundos, dentro de este mundo.

Nos pensamos ofreciendo objetos bellos, simples, como la cotidianeidad que nos interpela y profundos, como cada sentimiento que los piensa.

Fuimos pocos, fuimos muchos. Somos todos quienes desean acompañar sus hogares de sonrisas y regalar sorpresas, agasajar con ganas y jugar de innovadores.

Apostamos a diseñar sorprendiendo, sorprendernos diseñando.

Creamos y sumamos creativos, crecimos. Hoy somos Chichi y Mamerry, seguimos jugando, nos ofrecemos en cada objeto y apreciamos cada detalle.

Nuestra historia tiene un principio, se juega. Nuestra identidad es a colores. La búsqueda es permanente. El amor por lo que ofrecemos y diseñamos nos representa. Y mientras criábamos ideas, comprábamos desafíos, nos multiplicamos en cada amigo, en cada cliente, llegamos a tu vida para llenarla de colores, texturas e ideas.

Hoy, nos volvimos ChichiFans, como vos.

Gracias por venir, por quedarte y elegirnos...